La Idea

Muchos años después entendí q solo el tiempo podía dar respuestas a las preguntas q nadie osaba a contestar … fue en vano la idea?

A las 7 de la noche mi abuelo se reunía a platicar en la baranda de la finca… en ese momento yo podía ver como se detenía el tiempo – un timing perfecto q anunciaba la cigarra, precisamente cuando ya no había sol pero aun no entraba la noche.

El porche se convertía en un Cafe de Renacimiento fluido de ideas – Era como cualquier cafe pintado por Van Gogh  -El humo con el reflejo de la lampare de kerosene se colaba entre las rendijas de la casa definiendo sus líneas góticas y olorosas a leña y café . Mientras yo descifraba el reflejo de la luz, como cualquier otro día -había una cara nueva con una taza de café  platicando de revolución, presos políticos, de cambio y de injusticias.

Hoy me siento en la misma silla de madera donde se sentaba mi abuelo hace ya muchos años; en el mismo porche de madera; viendo el mismo río. Y la gente con quien platicaba mi abuelo, son fantasmas deambulando con Pedro Páramo reclamando su relevo…

Desde la avenida de una gran ciudad aún puedo sentir la conversación mezclada con humo, café y conspiración para derrocar a la dictadura; en un lugar de mi memoria que activa mi gen de libertad y lucha en contra de la injusticia social. Creo sentir hoy la necesidad de esa conversación.

Banalmente me pregunto si esas tazas de café valieron la pena… Estoy aquí sentado en un Café imaginario, pensando aquel tiempo para entender donde fue que se perdió la costumbre de tomar café en un corredor de una finca y resolver la  vida con héroes inmortales.

Los fantasmas pernoctan en la cocina buscando café y preguntando por los relevos para poder marcharse a su eterno descanso. Se resisten a ser olvidados e ignorados…Quiero olvidar esta desolación de esos fantasmas q cayeron luchando… creyendo en las palabras que se decían en las reuniones de mi abuelo.

No estoy sentado en la silla de mi abuelo ni estoy viendo el caudaloso rio llevar las canoas como barquitos de papel.  Estoy en un cuarto oscuro como el que se usa para torturar a los presos políticos capturados…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s